Ingredientes

Pechuga de pollo.

Es una carne de fácil digestión, baja en grasa y rica en triptófano, precursor de la serotonina. Dada su alta cantidad de proteínas, la pechuga de pollo es un alimento recomendado especialmente en mascotas para el desarrollo muscular. Los alimentos ricos en proteínas como esta carne, están recomendados en todas las etapas, pero especialmente durante la etapa de crecimiento, gestación y lactancia, ya que en estas etapas, es necesario un mayor aporte de este nutriente. El alto contenido de vitamina B3 de la pechuga de pollo, hace que sea un alimento beneficioso para el sistema circulatorio. Además, la vitamina B3 o niacina puede ayudar a reducir el colesterol. Por su alto contenido en vitamina B3, esta carne es recomendable para combatir enfermedades como la diabetes, y la artritis.

 

Arándanos.

Uno de los alimentos con mayor contenido de antioxidantes, aportan vitamina C, potasio y fibra. Es un fruto hiposódico e hipocalórico. Primer lugar por su capacidad antioxidante, frente a todos los otros frutos. Los arándanos rojos destacan entre los frutos del bosque por sus propiedades antioxidantes, antisépticas y antibióticas. En especial, los numerosos antioxidantes presentes en este fruto, como los carotenoides y las antocianinas, ayudan a combatir el estrés oxidativo. Los arándanos son ricos en unos fitoquímicos llamados polifenoles, que tienen múltiples beneficios para la salud de tu mascota. El consumo regular de arándanos puede ayudar a prevenir patologías asociadas al síndrome metabólico, incluyendo enfermedades cardiovasculares y diabetes.

 

Espirulina .

La espirulina es un alga que se ha popularizado mucho en los últimos años y que hoy en día se considera un verdadero superalimento, capaz de aportar a nuestras mascotas muchos nutrientes con muy poca cantidad, así como de suplir muchas carencias de la alimentación actual. Esta alga estimula el funcionamiento de las defensas, en concreto aumenta la función de los macrófagos y de los Natural Killers (NK). Esta microalga contiene zeaxantina, un nutriente que puede contribuir a reducir el riesgo de tener cataratas y otras enfermedades relacionadas con la degeneración macular. La acción antiinflamatoria de la espirulina viene dada porque inhibe a la histamina, lo que podría ser beneficioso en casos de alergias. Podría ser un remedio natural puntual que ayude a combatir los episodios de estrés fisiológico y a combatir la fatiga. La espirulina puede tener un papel antioxidante muy beneficioso sobre el organismo, ya que, combate los daños producidos por los radicales libres en el ADN de las células.

 

Moringa.

La moringa es una rica fuente de vitaminas, minerales y aminoácidos. Contiene cantidades significativas de vitamina A, C y E; calcio; potasio y proteína. Lucha contra los radicales libres – Los antioxidantes combaten los radicales libres, moléculas que causan estrés oxidativo , daño celular e inflamación en tu mascota. La moringa contiene antioxidantes llamados flavonoides, polifenoles y ácido ascórbico en las hojas. Antiinflamatorio – La inflamación puede conducir a enfermedades crónicas en tu mascota, tales como diabetes, problemas respiratorios, enfermedades cardiovasculares, artritis y obesidad. La moringa reduce la inflamación mediante la supresión de enzimas inflamatorias y proteínas en el cuerpo, y el concentrado de hoja de moringa puede reducir significativamente la inflamación en las células. Además, la Moringa ha sido efectiva para reducir los niveles de lípidos y glucosa y para regular el estrés oxidativo en pacientes diabéticos, lo que significa que disminuye el azúcar en la sangre y el colesterol y mejora la protección contra el daño celular.
Protege el sistema cardiovascular – La hoja de Moringa tiene beneficios para el corazón, particularmente en el control de lípidos en la sangre, la prevención de la formación de placas en las arterias y la reducción de los niveles de colesterol.
Apoya la salud del cerebro – Esto pasa gracias a sus actividades antioxidantes y neuro-potenciador. Su alto contenido de vitaminas E y C combaten la oxidación que conduce a la degeneración neuronal, mejorando la función cerebral. También es capaz de normalizar los neurotransmisores serotonina, dopamina y noradrenalina en el cerebro de tu mascota, que desempeñan un papel clave en el estado de ánimo, la función de órganos, y las respuestas a estímulos como el estrés.
Protege el hígado – Moringa contiene altas concentraciones de polifenoles en sus hojas que protegen al hígado contra la oxidación, toxicidad y daño. La moringa puede reducir el daño hepático y la fibrosis y revertir la oxidación en el hígado de tu mascota.

 

Manzanas.

Contienen una fibra soluble llamada pectina, que ayuda a reducir el colesterol en la sangre, y evita que se acumule en las paredes de los vasos sanguíneos. Al fermentarse en el colon, la fibra natural de las manzanas produce químicos que ayudan a evitar la formación de células cancerígenas. También contienen grandes cantidades de potasio, mineral que ayuda a controlar la presión arterial, y puede reducir el riesgo de una enfermedad cardiaca.

La quercetina es un poderoso antioxidante que también se encuentra en las manzanas, y está demostrado que ayuda a proteger las neuronas del cerebro. Los flavonoides y ácidos fenólicos que contiene, ayudan a calmar la inflamación de las vías respiratorias. Otro de sus flavonoides, llamado floridzina, protege los huesos de enfermedades como la porosis, y puede incrementar su fortalecimiento y densidad. Es considerada una fruta diurética, debido a la concentración de potasio que contiene. Muy recomendable para mascotas que sufren de retención de líquidos. Además, se recomienda su consumo para prevenir el estreñimiento o la diarrea. La cáscara de manzana contiene una fibra insoluble que ayuda la evacuación intestinal.

 

Zanahorias.

Están cargadas de betacaroteno, que les aporta el característico color naranja; también llamado provitamina A, que en el organismo de tu mascota se transforma en retinol o Vitamina A. Estos compuestos reparan las células dañadas por los efectos ambientales, y así fortalecen y revitalizan las uñas y la piel. Además aportan vitaminas  C, B1, B2, B3, B6, B9, C, E, colina y K, y minerales como el potasio, el manganeso, hierro, calcio y fósforo.

 

Espinaca.

Las espinacas son sin duda un súper alimento para tu mascota cargado con toneladas de nutrientes. Son estupendas para el control de la diabetes ya que contienen un antioxidante conocido como ácido alfa-lipoico, que ha demostrado reducir los niveles de glucosa, aumentar la sensibilidad a la insulina y prevenir los cambios inducidos por el estrés oxidativo en mascotas con diabetes. El color verde intenso que poseen las espinacas nos indica que una buena cantidad de ácido fólico, relevante en la formación del material genético. Ese verde intenso tan característico es importante para la piel y el pelo y proporciona proteínas, hierro, vitaminas y minerales. Además, contienen clorofila, una sustancia eficaz para bloquear los efectos cancerígenos de las aminas heterocíclicas y Acrilamidas que se generan al procesar alimentos a altas temperaturas (como en el caso de todas las croquetas). Así pues, también debemos apuntar las espinacas como alimento para la prevención del cáncer de tu mascota.

 

Brócoli.

Previene el cáncer de órganos internos como hígado, colon, riñones e intestinos. Tiene importantes propiedades anticancerígenas, que se potencian con su contenido de vitamina A, C y E, aminoácidos, zinc y potasio. Protege al corazón. Ayuda a eliminar el colesterol malo del organismo y su contenido de fibras, con lo que previene de enfermedades cardiovasculares y protege la salud del corazón. La presencia del cromo, un mineral encargado de regular la glucosa en la sangre siendo auxiliar en mascotas con diabetes. Desintoxica el organismo. Sus propiedades antioxidantes ayudan a eliminar las toxinas, los radicales libres y el ácido úrico, purificando la sangre y la piel. Contienen selenio y mejoran el metabolismo de los estrógenos que sucede en el hígado. Protege los huesos. Comer brócoli es excelente para mantener los huesos de tu mascota sanos y fuertes, dados su contenido de calcio, fósforo, magnesio y zinc. Sus nutrientes, como la zeaxantina y el beta-caroteno, y la vitamina A convierten al brócoli en un protector de la salud ocular. Previene la degeneración muscular, las cataratas y los daños de las radiaciones UV. La luteína que contiene protege al ojo de las enfermedades degenerativas como las cataratas y otras dolencias de la visión relacionadas con la edad.

Mejora la salud de piel y pelo. Ayuda a tener el pelaje mucho más suave y brillante, ya que es antioxidante, y además posee vitamina E, B, A, K y ácidos grasos Omega-3. La vitamina C produce colágeno y mantiene la piel sana y flexible, mientras que la vitamina E protege las membranas celulares de la piel y defiende contra el daño por radiación de rayos UVA.

Previene la anemia. El brócoli posee hierro y proteínas, sustancias que son fundamentales para combatir la anemia.

Previene el estreñimiento. Gracias a su contenido de fibra, el brócoli se aconseja para combatir el estreñimiento, ya que gracias a esta propiedad ayuda a prevenir afecciones al estómago, como acidez, inflamación y mejora la digestión. Los compuestos azufrados que contienen, como el sulforafano, son eficaces frente a la helicobacter pylori, causante de úlcera gástrica y de algunos tipos de cáncer gástrico. Además, es rico en calcio, sobre todo en la parte del tronco.

 

Hígado.

El hígado contiene vitamina A y por esa razón, el consumo de esta carne mejora la visión y fortalece el sistema inmunológico. Es una fuente de vitamina del complejo B12. Este tipo de vitaminas aumentan la salud de la piel, la salud del sistema nervioso y protegen, asimismo, los glóbulos rojos. Previene inflamaciones y ayuda en problemas como la artritis. Es un excelente aliado en la las dietas de adelgazamiento en perros con obesidad, puesto que cada 25 gramos de esta carne tiene apenas 149 calorías, y además a tu perro le encantará su sabor.

 

Apio.

Es una fuente importante de vitamina K, así como de ácido fólico, fibra y potasio. También contiene vitaminas A, C y B. Entre sus beneficios, destacan los siguientes: El apio regula el colesterol y la presión sanguínea, Su fibra ayuda a eliminar el exceso de colesterol en el intestino, un químico encontrado en el apio reduce los niveles de colesterol dañino en un 7% y la presión arterial en un 14 %. Mejora la digestión, la ingesta diaria en tu mascota, ayuda a regular los movimientos intestinales y evitar el estreñimiento.  Un estudio reciente sugiere que también podría mejorar el revestimiento del estómago y prevenir las úlceras.

 

Huevo.

(Ingrediente presente en Dr. Wolf – Gastroenterología/Diabetes y Dr. Wol – Cachorro)

El huevo es un alimento muy completo y con muchas propiedades nutricionales para las mascotas ya que además de proteínas de alto valor biológico contienen vitaminas y minerales. La calidad de la proteína del huevo es la mayor de cualquier alimento integral. Vitaminas como la A, B2, B12, D y E podemos encontrarlas en el huevo y nos proporcionará gran parte de las cantidades recomendadas. Lo mismo sucede con los minerales: Fósforo, Selenio, Hierro, Yodo y Zinc. Las proteínas del huevo se encuentran en una perfecta relación entre cantidad y calidad de los diferentes aminoácidos, tal es así que la proteína del huevo se toma como referencia para establecer el valor biológico de las proteínas de los diferentes alimentos. La calidad de la proteína del huevo es la mayor de cualquier alimento integral. 

La yema de huevo tiene relación entre ácidos grasos poliinsaturados y saturados (AGP/AGS), es perfecta (0,55). En cuanto al mito del colesterol, ya está demostrado que aunque el huevo tiene una cantidad notable de esta grasa, no toda se absorbe tu mascota y ni supone un riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

 

Nopal.

 (Ingrediente presente Solo en Dr. Wolf Gastroenterología/Diabetes)

El Nopal contiene vitaminas A, complejo B, C, minerales como calcio, magnesio, sodio, potasio, hierro y fibras como lignina, celulosa, hemicelulosa, pectina, y mucílagos que en conjunto con los 17 aminoácidos ayudan a eliminar toxinas. Su fibra y mucílago controlan la producción de ácidos gástricos y protegen la mucosa gastrointestinal. Además, contribuyen a una buena digestión evitando problemas de estreñimiento.

El nopal es un agente hipoglucemiante, es decir, disminuye las concentraciones de azúcar en la sangre. Los investigadores descubrieron que el nopal incrementa los niveles y la sensibilidad a la insulina. Ayuda a controlar la diabetes, el colesterol y problemas gastrointestinales. Verdaderamente es un super alimento para tu mascota y auxiliar en procesos gastrointestinales y diabetes.

 

Avena.

(Ingrediente presente Solo en Dr. Wolf Gastroenterología/Diabetes)

La fibra soluble de la avena beneficia a las mascotas con diabetes, debido a que favorece la digestión del almidón estabilizando los niveles de azúcar, sobre todo después de la ingesta. Además, facilita el tránsito intestinal y evita el estreñimiento. La fibra insoluble reduce los ácidos biliares y disminuye su capacidad tóxica. La avena es uno de los alimentos más completos y saludables; aporta energía, vitamina E, B6 y B5, además minerales como hierro, selenio, manganeso y cobre. Contiene sustancias fotoquímicas de origen vegetal que ayudan a prevenir el riesgo de cáncer. Posee carbohidratos de absorción lenta, lo que permite un efecto de saciedad más prolongado y un mayor control de los niveles de azúcar en la sangre.

Es una buena fuente de grasas insaturadas omega 6, lo que ayuda a disminuir el colesterol. Contiene vitaminas del complejo B, los cuales están involucrados en el desarrollo y mantención del sistema nervioso central y puede ayudar a prevenir el hipotiroidismo, ya que contiene yodo, mineral que hace funcionar de forma correcta la tiroides.